Por el fuerte reclamo de FABA la pauta de IOMA subió al 56%


El Instituto había ofrecido un 36% con una revisión en julio, y ante el rechazo de FABA se mejoró sustancialmente la propuesta, la que, además, se reverá en noviembre


Finalmente, la firme posición de FABA con respecto a la propuesta arancelaria original del Instituto de Obra Médica Asistencial para el año en curso, rindió sus frutos por lo que la pauta 2022 fue elevada del 36 al 56% con una revisión en noviembre.


La escalada inflacionaria, claramente superior a la prevista por el gobierno nacional a principios de año, fue uno de los factores coadyuvantes para que el reclamo de la Federación Bioquímica prosperase.


De todos modos, FABA insistirá en estos días ante la conducción del Instituto por el incremento del valor de los bonos de los coseguros, los que, como se sabe, se encuentran congelados en doscientos pesos desde hace tres años.


Pero primeramente detallemos la forma escalonada en la que se abonará la pauta arancelaria acordada hasta noviembre, señalando que esos aumentos se concretarán de manera no acumulativa.


De esa forma. la escala arancelaria pactada contempla una mejora del 15% desde abril, otra del 10% en julio, 10% en agosto, 10% en septiembre y 11% en noviembre; mes este último en el que se procederá, como se dijo, a efectuar una revisión de los valores arancelarios de acuerdo a la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que se vaya produciendo hasta ese momento.


Acerca de los coseguros, la posición de FABA es la de insistir en un incremento urgente de los valores partiendo de la premisa de que, si el Instituto no quiere que el afiliado ni los sindicatos deban hacer erogaciones extras por las prestaciones de laboratorio, que sea el propio IOMA el que compense la máxima inequidad resultante de manejarse con un valor de doscientos pesos, que fuera fijado hace tres años, con una inflación que en ese lapso ha sido cercana al 140%, guarismo que resulta sustancialmente mayor en materia de gastos de funcionamiento de los laboratorios de análisis clínicos.


Para ello, las autoridades de la Federación Bioquímica propondrán en junio a la conducción del Instituto la aplicación de una compensación por transacción de cada orden de determinaciones de laboratorio, pero que se sume al valor del coseguro.


La inflación, el retraso arancelario que se ha venido registrando durante los últimos años, el encarecimiento de los gastos de laboratorio por la depreciación del signo monetario nacional y un mínimo sentido de justicia, hacen que este reclamo en el que desde hace tanto tiempo viene insistiendo la Federación Bioquímica, no sólo cobre renovada vigencia, sino que además, permita salir a muchos establecimientos de colegas de una situación financiera que resulta al menos apremiante, en virtud de la gran cantidad de afiliados del Instituto al que le brindan prestaciones de máxima calidad.


Por otra parte, hay que puntualizar que IOMA cumplió con el pedido de FABA para cancelar las deudas en casi su totalidad y que la obra social ha mejorado las fechas en las que concreta sus pagos mensuales, aunque con los retrasos lógicos y habituales de los agentes financiadores del sistema sanitario.


Un punto para destacar es que los representantes técnicos de la Federación Bioquímica y del Instituto continúan trabajando para la pronta instrumentación del sistema de Orden Médica Inteligente (OMI), lo que permitirá agilizar las correspondientes auditorías de FABA, aunque debe destacarse que el éxito de la aplicación de este mecanismo dependerá de que los médicos procedan a cargar en el sistema las órdenes en las que prescriben las determinaciones de laboratorio.





SUBIR