• Dr. Manuel Limeres, presidente de ANMAT, Dr. Claudio Cova, presidente de FABA y Cristián Mazza, relaciones institucionales de Consenso Salud

FABA premiada en la cena anual Consenso Salud 2022


Por su esfuerzo y compromiso durante la pandemia Covid-19, FABA fue reconocida durante el evento que tuvo lugar el martes 9 de agosto en el Palais Rouge en la ciudad de Buenos Aires ante una concurrencia de más de 1000 invitados y 120 auspiciantes entre los que se destacaron autoridades nacionales, legisladores, empresarios, y académicos.


El Dr. Claudio Cova, presidente de FABA, recibió el premio que Consenso Salud le otorgó por su esfuerzo y compromiso durante la pandemia Covid-19. Para tal reconocimiento consideraron que “la Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires, durante la pandemia, mantuvo en funcionamiento la totalidad de su red en activa, con más de 1500 laboratorios. Todos ellos recibieron apoyo institucional permanente desde FABA, como así también asesoramiento sobre todas las técnicas diagnósticas disponibles y se facilitó el acceso a las mismas. Se realizaron miles de testeos por PCR y tests de antígenos, con la consecuente comunicación a las autoridades sanitarias y se estableció con los profesionales médicos solicitantes canales de comunicación permanente. Sin días ni horarios fijos, sino a demanda, la población tuvo acceso ininterrumpido a FABA, la red privada de laboratorios que en el país realizó mayor cantidad de testeos en todas sus modalidades”.


Este evento anual de los referentes del sistema de salud argentino que organiza el medio Consenso Salud vuelve luego de dos años de pandemia. Entre los asistentes estuvieron la ministra de salud de la Nación, Dra. Carla Vizzotti, el ministro de salud de Buenos Aires, Dr. Nicolás Kreplak, el ministro de salud de la Ciudad, Dr. Fernán Quirós, el Superintendente de Servicios de Salud, Dr. Daniel López, el Presidente de ANMAT, Dr. Manuel Limeres, el titular de la OPS en Centroamérica y el Caribe, Dr. Manuel Sotelo, y el Director del IOMA, Dr. Homero Giles. También se hicieron presentes embajadores, legisladores, ministros de salud provinciales, importantes referentes de la medicina privada, de la seguridad social, empresarios, académicos, y profesionales.


Después de una recepción que se desarrolló en el primer piso del salón, los invitados pasaron al salón de la cena. Allí se dio apertura oficial a la cena y durante la misma dijeron unas palabras Claudio Bellocopit, Presidente de la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS), Nicolás Kreplak, y Carla Vizzotti.


  • Claudio Belocopitt, Presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS)

Claudio Belocopitt, Presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS) fue uno de los oradores durante el evento. En el inicio de su discurso expresó: “La UAS es una organización que se ha ido fortaleciendo en beneficio de la salud del sistema que atiende al 70% de la población del país. Cuando empezamos a trabajar, identificamos las grandes dificultades que enfrentaba el sistema y la primera prioridad era detener el desfinanciamiento, para asegurar su sustentabilidad, hasta que se consiguieran respuestas que nos lleven nuevamente al equilibrio sano, y así poder trazar estrategias a futuro”.


“La UAS fue también un catalizador, ya que todos advertimos durante más de 20 años lo que ocurría y las advertencias fueron ignoradas por los gobiernos, los líderes de opinión y la comunidad en general. El sistema de salud argentino nunca estuvo en la agenda pública prioritaria, situación que podría haber evitado muchos de los problemas que tenemos, que ya se volvieron crónicos”.


El sistema de salud en la pandemia


En cuanto a cómo repercutió la pandemia en la actividad del sistema, Belocopitt recalcó: “Un suceso disruptivo, trágico y desgraciado puso al sistema de salud en la prioridad máxima. Durante casi dos años, se pasó a tomar una posición predominante. Por primera vez, todos se dieron cuenta de lo indispensable que era tener un sistema de salud fuerte y eficiente, para enfrentar un hecho sin precedentes y de los más trágicos que la humanidad debió soportar. Un mes antes del caso cero, la UAS advirtió que el sistema de salud privado ya no era sustentable, pero aun así y con la pandemia golpeando la puerta, ese mismo sistema no dudo un instante y priorizo la vida de los pacientes, de los equipos médicos, enfermeras, personal de administración, camilleros, conductores de ambulancias, etc. Se adaptaron los sanatorios para recibir más pacientes, se compraron insumos y medicamentos, se capacitó en tiempo real, se coordinaron sin mezquindades los sistemas público y privado, para que a nadie le faltara una cama. Se hizo todo y más, y en la Argentina igualmente vivimos una tragedia de más de 140 mil fallecidos. Pero eso, podría haber sido peor si nuestro sistema hubiera saturado, situación que ocurrió en países más desarrollados que el nuestro. Me enorgullece ser parte de un sistema de salud privado que no dejó nada por hacer, que dejó de lado los intereses particulares, entendiendo que teníamos una responsabilidad vital que cumplir, y se actuó en consecuencia. La historia sabrá que no hubo diferencias entre los empresarios y los trabajadores para enfrentar esta situación. Lo hicimos juntos y pude ver personalmente cientos de actos heroicos a diario, que me llenan de orgullo, por eso aprovecho para enviarles a todos el reconocimiento y la entrega que tuvieron hasta niveles inconmensurables”.


Asimismo, se dirigió a las autoridades diciendo: “Es indispensable que este gobierno y los que lo sucedan se sienten a debatir con nosotros los problemas que atravesamos. Somos personas de trabajo y entendemos nuestro rol de dirigentes empresarios, comprendiendo que para que funcione, el sistema privado requiere su rentabilidad, pero también sabemos que somos empresarios responsables y conscientes del sector sensible del que formamos parte. Siempre priorizaremos la atención de nuestros pacientes, pero es necesario comprender que para que un sistema funcione debe haber un equilibrio entre los ingresos y egresos”.


“La tragedia del Covid-19 nos mostró que los sistemas deben ser fuertes y tener previsibilidad hacia el futuro y deben contar con los recursos necesarios para enfrentar los nuevos desafíos”.

Hacia el final, Belocopitt resaltó: “Estamos a tiempo de resolver los problemas que llevan años sin resolverse, pero ese tiempo se está agotando. Ojalá estemos todos a la altura de las circunstancias”.


Premios


Como es habitual, Consenso Salud entregó diferentes premios a entidades, empresas y personalidades. Este año las entidades premiadas fueron:


CEMIC y Hospital Hadassah, por su Misión Médica Humanitaria en la frontera con Ucrania
Instituto Universitario CEMIC, por sus 25 años formando recurso humano en salud
OSDE, por sus 50 años al servicio de la salud
OSIM, por sus 50 años al servicio de la salud
OMINT, por su campaña “Cuidemos a quienes nos cuidan”
FABA, por su esfuerzo y compromiso durante la pandemia Covid-19
ANMAT, por sus 30 años fiscalizando la calidad de medicamentos, insumos y tecnología médica

Además hubo reconocimientos póstumos a referentes del sector así como el premio trayectoria a dirigentes de distintas obras sociales.


SUBIR